El Valor Terapéutico de las Series y Novelas Turcas

Es sabido que desde hace unos años y particularmente con el crecimiento de Netflix las series han invadido los hogares y han ganado un enorme lugar en la vida cotidiana.

Dentro de esto, las series y novelas turcas se han destacado especialmente y en los últimos años han invadido las televisiones latinoamericanas.

Más allá de la buena calidad de las producciones, ya que Turquía tiene una industria cinematográfica líder desde 1940 en el sector oeste del mundo, existen otros factores psicológicos que no pueden descartarse.

Empezando por el realismo y la actualidad de los argumentos que se desarrollan, con los cuales es muy fácil la identificación. Sin embargo,  hay otros factores mucho más destacables.

En principio la diferencia cultural entre los mundos latinoamericanos y turcos, donde estos últimos resultan excéntricos y llenos de fantasía, dando  lugar a que los seguidores salgan de sus rutinas conocidas para adentrarse en un ámbito de realismo pero también de irrealidad. Argumentos actuales desarrollados en escenarios colgados entre el pasado y el presente.

Es muy particular la franja etaria de la mayoría de los televidentes latinos (en verdad 90% de mujeres), que se encuentra entra los 40 y los 80 años de edad. Esto también habla de la necesidad psicológica que las impulsa. Mujeres en su mayoría casadas o en pareja, con hijos y en muchos casos abuelas. Las series y novelas turcas les permiten salir de la realidad rutinaria y navegar en un mundo de fantasía, donde la propia imaginación idealiza y exalta a lo distinto y desconocido.

No son pocas las fans que después de ver una novela han decidido viajar a Turquía para sentirse de alguna manera inmersas en la fantasía otomana.

Se plantea entonces un doble factor, por un lado el terapeútico y por el otro el menos sano.

La vida actual, cada vez más ligada a las redes sociales, más dentro de las casas, más virtual, inmersa en los dispositivos móviles, que fomenta el aislamiento y la soledad, lleva a las personas a derivar mucha de su energía en este nuevo hábito de vivir a través de las series. Capítulo a capítulo, la vida cobra adrenalina, interés, pasión y con todo esto: adicción.

Y el lado terapéutico de la moneda, surge de lo mismo, o sea, frente a la hostilidad y rutina de la vida diaria, las personas enfermas físicamente, en soledad o con excasas posibilidades de mejorar sus vidas, encuentran en estas novelas un lugar de disfrute, de compartir con otros fans, interactuar en redes sociales, un lugar virtual de pertenencia.

MÁS para VER:

.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Gladys cecilia

    Muy cierto y acertado a mí personalmente me sucedió vi la primera y segunda serie y adiccion total es algo mágico porque a través de la distancia nos sumergimos en un mundo desconocido mágico lleno de traducciones que solo se conocían en la historia tengo pensado viajar este año viajar a Turquía por lo que veo y leo es un país bello digno de visitar y conocer

Deja un comentario